¿Se Agrada Dios De Cualquier Tipo De Música O Ritmo En La Adoración?




Esta pregunta es objeto de debate en la iglesia desde hace mucho tiempo. El problema estriba en saber que tipo de música se puede considerar mundana, y cual espiritual. Trataremos en compartir que dice la Escritura al respecto y que el sentido común, cuando no haya nada en la Biblia sobre el particular. Recordemos que como cristianos, aparte de la Biblia, tenemos la  mente de Cristo, el Espíritu mismo nos habla a nuestro espíritu y nos da a entender, si le somos sensibles, que es bueno y que es malo, que le agrada y que no.
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
Ya en el Antiguo Testamento se hablaba de los instrumentos usados en el templo, en la época en que David vivió, cuando se organizó
la adoración del templo:



2 Crónicas 5:12
...y los levitas cantores, todos los de Asaf, los de Hemán y los de Jedutún, juntamente con sus hijos y sus hermanos, vestidos de lino fino, estaban con címbalos y salterios y arpas al oriente del altar; y con ellos ciento veinte sacerdotes que tocaban trompetas...

En este pequeño estudio, no entraremos en la discusión de si es bíblico o no el uso de instrumentos musicales en la iglesia del Señor. Creemos que si es biblico y que así como se utilizaron bajo el antiguo pacto, se continuó su uso en el nuevo, y el nuevo testamento no dice nada en contra de su uso, siempre y cuando se haga "todo decentemente y con orden" 1 Corintios 14:40 .


¿Qué dice el NT sobre el tipo de música o ritmo en el culto?

Veamos algunos textos del Nuevo Testamento que nos den luz al respecto y tratemos de aplicarlo a nuestros días, con la ayuda de Dios y el sentido común, como ya dijimos.


Efesios 5:19 Hablen entre ustedes con salmos, himnos y cánticos espirituales; canten y alaben al Señor con el corazón.Colosenses 3:16 La palabra de Cristo habite ricamente en ustedes. Instrúyanse y exhórtense unos a otros con toda sabiduría; canten al Señor salmos, himnos y cánticos espirituales, con gratitud de corazón.
Los textos anteriores serán el centro de nuestro estudio, pues creemos que por ser los únicos que expresan la forma en que el culto evangélico debe desarrollarse en cuanto a la adoración, es imprescindible darles la importancia que les corresponde.
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Servimos a un Dios santo, la música debe ser solemne.

Tanto la carta a los Efesios como a los Colosenses concuerdan que la música debe ser SOLEMNE, ah, pero alguien puede decir: ¿Cómo puede decir usted tal cosa?, bueno, ambos textos hablan de salmos y cánticos espirituales, lo cual descarta cualquier tipo de música o ritmo que ponga más énfasis en el ritmo que en las palabras de exaltación al Señor que se están cantando.

Queremos aclarar aquí, que el objetivo nuestro no es satanizar los ritmos o tipos de música de cada país, o los ritmos movidos y contagiosos que aun se utilizan en canciones cristianas de todo el mundo, no. El objetivo es definir que es apto y que no, para utilizarse como adoración cuando los santos se reúnen como iglesia para adorar, cualquier dia de la semana.



No es la misma música dentro de la iglesia, que fuera.

No es lo mismo usar música cristiana a ritmo de merengue, salsa, ranchera, etc. en su casa, que utilizarla en la iglesia. Recordemos que la iglesia no es discoteca, y que la solemnidad no debe romperse. Tampoco hay que exagerar, y poner música clásica en la iglesia, sino más bien de ser moderados en el tipo de música que se utilice, siempre dando más importancia a lo que se canta como alabanza que a la música misma, que es un acompañamiento.


He estado en iglesias donde la música está a un volumen tal que no se escucha o es difícil entender que se canta. También se da el caso de música movida, que pone a los hermanos a moverse cadenciosamente, olvidando por un momento que estamos en la casa del Señor y hay que guardar reverencia.
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Cuidado con la sensualidad y la música satánica.

Hay, por otra parte, tipos de música y ritmos, que por su naturaleza, no deben usarse en ninguna ocasión, ni dentro ni fuera del templo. Es el caso de ritmos profundamente sensuales, que promueven el erotismo, que están asociados a bailes sucios y denigrantes, sobre todo para la mujer. Un ejemplo de ello es el reguetón y la lambada. En el caso del primero, el cual conocemos más, hay un baile que le llaman "perreo" que denigra bastante a la mujer, por lo cual no estamos de acuerdo con el llamado REGUETÓN CRISTIANO, que muchos cantan y defienden, sencillamente porque algo tan vil no puede ser usado para el servicio del Señor.


Hasta aquí, hemos aclarado que no creemos que todo tipo de música o ritmo es apto para adorar a Dios. Existen ritmos, como el caso del ROCK HEAVY METAL, también llamado rock pesado, el cual se usa para la adoracion satanica. Es imposible pensar que pueda usarse tal ritmo en la adoración, o en el uso de canciones cristianas en cualquier lugar, aun cuando hoy existen grupos que se dicen "cristianos" que usan cualquier tipo de música para adorar sin tomar en cuenta su origen.



Moderación en la música usada en el culto.

Nuestra posición es que se puede usar cualquier tipo de música que no esté ligada de manera clara al satanismo o a la promoción de la sensualidad por sus bailes, a la adoración a Dios. Se debiera tomar en cuenta, que la música no sea rítmica a un grado tal, que ponga a los hermanos a bailar, aun sea de manera inconsciente, sino que promueva la solemnidad en el culto del Señor.

Usted puede oír música cristiana en cualquier ritmo asociado a un país, sea merengue, salsa, bachata, vallenato, rock ligero, etc., pero no en la iglesia. Para eso está la casa, el carro, la oficina, etc. En la casa del Señor el centro debe ser el Señor, no la música, la cual debe ser un medio para adorar, no el fin mismo de la adoración.
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

La música en sí misma no salva

Hoy en día es utilizada la música sensual para atraer los jóvenes a las iglesias y se usan ritmos mundanos para tal fin. Tal cosa no agrada a Dios, y los que por este medio son atraídos no son ovejas, sino cabras. Solo la Palabra de Dios es la que cambia el corazón, no los métodos de humana sabiduría, que solo  promueven una "cultura cristiana", una sensación de que uno es cristiano sin serlo porque participa en actividades cristianas, sin haber sufrido un cambio genuino y radical de vida, un nuevo nacimiento.

No negamos que hay canciones cristianas que Dios puede usar para atraer a alguien a sus caminos. Canciones que tienen un mensaje en sus letras en las cuales se llama al arrepentimiento y la búsqueda de Dios en medio de la aflicción y la soledad que aqueja una oveja perdida. Pero de ahí a pensar que la música en si misma es la que hará que la gente se salve y que por ello se cambien los programas de las iglesias con música mundana, o de acuerdo con las tendencia del momento, para atraer publico y más público y llenar los templos, eso sencillamente está fuera de la voluntad de Dios y niega el poder del Evangelio


COMPARTE ESTA PUBLICACIÓN EN TUS REDES SOCIALES Y DEJA TU COMENTARIO.-